Calle Caleruega 106, 1º A Escalera 2, 28033. Madrid

Horario : L-M-X: 15.00-22.00; J: 10.00-13.30 y 16.00-22.00; V: 15.00-20.00
  Contacto : 91 766 53 72

Edad para iniciar tratamiento de ortodoncia en Romero y Girón

Los primeros molares suelen salir a los 6 años de edad, y en este momento el ortodoncista puede evaluar la cavidad bucal completa de su hijo. Aunque no exista una malformación visible, es posible que haya algún problema que sólo él pueda detectar. Si es así, no siempre los ortodoncistas recomiendan empezar el tratamiento de inmediato, sino que prefieren llevar un control periódico de la evolución del niño.

En este sentido, los ortodoncistas profesionales en Clínica Romero y Girón clarifican que cada paciente necesita un tratamiento y tiempo de ejecución ideal específicos para poder lograr los mejores resultados.

Los aparatos de ortodoncia pueden ser removibles o fijos. En el primero de los casos, permiten ser retirados de la boca del niño para realizar acciones que lo requieran (durante la higiene oral y las comidas). La aparatología fija, en cambio, la forman pequeñas piezas metálicas adheridas a los dientes (bandas y brackets). La elección de una u otra técnica dependerá del caso, del paciente y de la recomendación de su profesional en odontología.

Una vez se haya diagnosticado la implantación de un aparato de ortodoncia, los niños y sus familias deben comprometerse a prestar atención al cuidado, seguimiento y desarrollo de la dentadura de su hijo. Nuestras clínicas recomiendan frecuentar la visita al centro cada 15-30 días, siempre dependiendo del caso. Es muy importante no perder las citas con la ortodoncista, ya que el tiempo de tratamiento puede alargarse y los aparatos deben cambiar de función progresivamente.

La ortodoncia fija supone la adquisición por parte del niño de hábitos desconocidos. La boca debe acostumbrarse a la presencia de los brackets dentales, debe aprender a morder con ellos y debe estar perfectamente cuidada. Los ortodoncistas de Clínica Romero y Girón recomiendan intentar no morder cosas duras, comer despacio y trocear alimentos difíciles de masticar. Además, es importante ser cuidadoso con la higiene, ya que es más fácil retener comida entre los dientes. Nuestros ortodoncistas ponen a su disposición cepillos especializados y otros materiales para llevar a cabo esta tarea de la forma más satisfactoria posible.

La ortodoncia en la infancia, aunque sea la mejor etapa de su aplicación, requiere especial atención por parte de los familiares. Las Clínicas Romero y Girón alientan a los progenitores a comprometerse con la salud bucodental de su hijo y enseñan al niño cómo debe llevarlo a cabo de forma autónoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*